"Ocho minutos"

“There’s a lady who’s sure
All that glitters is gold...”

El viejo Chevrolet traga kilómetros de carretera polvorienta a través del desierto, mientras la radio escupe, uno tras otro, su letanía de clásicos de los ’60. Pegado al volante y detrás de unas enormes gafas de sol, Juan Esteban intenta concentrarse y estarse quieto en el asiento. Se mueve constantemente, canta con la radio, a veces salta, grita, se ríe, se seca el sudor de las manos en los pantalones vaqueros; y entre ataque y ataque de euforia, mira con gesto serio y conteniendo la respiración por los espejos retrovisores. Sólo cuando confirma que nadie le sigue, que está solo, completamente solo en mitad de ese universo de arena, sol y cactus, vuelve a respirar y se mueve grita canta salta ríe como un idiota. Lo normal, cuando se llevan 2 millones y pico de dólares americanos durmiendo en el maletero.

Este es el inicio del relato "Ocho minutos" de Aníbal Álvarez Menchaca que está incluido en La edad del óxido.

1 réplicas admitidas:

Cable Hogue dijo...

¿esto cuando sal a la venta?