INSTRUCCIONES DE USO DE ESTE BLOG

A la vista de los hechos, es necesario:

Tras el aluvión de miradas confundidas, de signos de interrogación enganchados entre el pelo, de dudas, de sentimientos contrapuestos, de por qués, de pérdida de la orientación, es preciso que aclaremos, amigos, visitantes todos de este blog anárquico, oxidado y amante del rinci, qué pasa con "el crítico".

"el crítico" es un tipo que pasaba por aquí. Un hombre gris, seguro, aunque no he tenido nunca el gusto de conocerle. Un sujeto al que podemos imaginar siempre maquinando, frontándose las manos, haciendo filigranas con las yemas de los dedos. Un señor sin más amigo que el teclado del ordenador y con mucha bilis, claro.

Así es el usuario al que hemos dado carta blanca desde este blog para que diga, incluso antes de haber leído nuestra fantabulosa antología, todo lo que piensa al respecto. Así que, ya que está autorizado, y ya que su desconocimiento lo desautoriza, ya que dice un poco lo que siempre se dice, y ya que lo dice con gracia y sin criterio: acójanlo, ustedes lectores, en su corazón bloguero, denle un poco de amparo, pero nunca de comer después de media noche.

"el crítico" es como ven, un hombre solo, un hombre que se queja, una voz más a la que nosotros, almas generosas, damos hueco.
Quiéranlo, y no le hagan ni puto caso.

2 réplicas admitidas:

anibal dijo...

Cierto, sin gente como el crítico no seríamos nada. Además, nos sirve de preparación para cuando aparezcan los "de verdad".

Por mi parte es bienvenido, porque da vidilla.

Anónimo dijo...

Ah, pero ¿hay críticos de verdad?
T.