Borges y los nombres y las leyendas

Como estos "chicos listos" tienen blogs, emails y -algunos- caras conocidas, es fácil transmitirles mis más maliciosas dudas. Esquivan con elegancia de maestros de esgrima mis ataques directos sobre quién es el origen de esta antología y el aglutinante del conjunto, además del celebérrimo editor. Pero preguntados por el nombre -pretencioso nombre- de La edad del óxido, se atreven con la réplica:

Tenemos en común una Asturias post-industrial, desacelerada, en retroceso y con su gente largándose a otras provincias a trabajar...

En este punto dejé de leer. Así que con el título hacen política, y aplicando una simple ecuación borgiana: en las letras del nombre está la rosa y etcétera, en el título de la antología está su diatriba contra la situación de la población joven asturiana, con planos largos de la Cuenca pasando a toda velocidad y cualquier música imposible por banda sonora de este no por menos trillado más rentable escenario.

Anda que no son listos, estos jóvenes. En algún otro punto del email me respondían hablando del arte como respuesta a un entorno hostil, sin oportunidades. Se supone que forman parte de un movimiento a la sazón existente y numeroso de creación asturiana de primera línea en estos días inciertos. Que se creen Quevedo, vamos.

He descubierto que hay un disco o una canción de Xabel Vegas que se llama Óxido. Por eso me sonaba, que en todo hay calidades. Mis dudas siguen, aumentan. No reivindican por cosa común el paté "la piara" de sus meriendas infantiles, pero se atreven con la alta política. Empiezo a sentir en mis carnes de crítico de relato corto todo el miedo... ¿Será verdad que en Asturias en lugar de buscar trabajo como dios manda le dan a las guitarritas y a los poemitas y a los cuentitos como réplica a la "desaceleración moderada"? Leer para creer...

9 réplicas admitidas:

Jenny jirones dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Ay, este crítico...
qué brutísima me pone.

Anónimo dijo...

Qué pereza, el libro aún no ha visto la luz y ya hay ciegos dando palos.
Esto es Asturias, qué le vamos a hacer.

Anónimo dijo...

Me da que el crítico tiene celos por no estar en la antología sin antólogo. ¿Le hacemos sitio?
PT.

Anónimo dijo...

¿Quedamos esta noche, Brutísima?
Soy el primo del Crítico y soy más wapo.

Aníbal dijo...

¿Quevedo? ¿Quién es Quevedo? ¿Cómo vamos a defendernos si no tenemos toda la información?

Y no reivindicamos el paté porque sabe mal.

Anónimo dijo...

Crítico,
dame tu messenger, rexulon.

Fan del paté dijo...

Qué mierda de-xeneración que no valoran la madre les meriendes...

Krasnaya dijo...

Yo revindico'l foie que ye munchu más ricu qu'el paté.
Amás, así fadiámos a los ecoloxistes :P