Antologías sin antólogos

Todo va de mal en peor en nuestras letras. Se antologa por todo y a todos: por ser del mismo pueblo, por ser bacteria, por ser mujer, por creerte marciano, vagabundo con ínfulas literarias o nacido en el mismo año que unos prójimos a los que ni conoces y, una vez conocidos, ni te importan ni te van a importar ni mucho menos considerar a tu altura literaria.

Pero, todas estas antologías evocadas guardan, al menos, las formas. Llega a mi correo electrónico un aviso de nueva bitácora, de nueva colección con nombre que me suena de algo así que muy original no será, y cuál es mi sorpresa al enterarme, indagando, que estos diez chicos listos han aparecido todos juntos bajo un insultante "encantados de estar antologados" por generación espontánea. Vamos, que no hay antólogo. Que han sido "demócratas" y unos llevaron a otros y etcétera. Es decir, que ni parecen esconder que son amigos de pueril botellón veraniego y sin pudor alguno han encontrado un incauto que les pague papel sobre el que parir sus malas letras.

Ay, Tino, Tino Pertierra... Eres (creo) caso único y yo me pregunto cómo a un editor de solvencia probada y de larga trayectoria, respeto y esitmación por los contemporáneos del gremio, se le ha ocurrido poner su sello para sacar a la luz a estos diez jetas...

6 réplicas admitidas:

Rémora dijo...

Curioso lo de que no haya antologo, pero alguien tuvo que tener la idea no?

Cecil dijo...

Los "10 Mangantes" (quizá la historia nos tendría que recordar así) deberíamos aparecer en una hipotética "Antología de gente con una jeta dura como el mármol".

De todas maneras, existen antologías "serias" que no llegan a la suela de nuestras botas oxidadas. Qué coño, querámonos, puede que seamos los únicos que lo hagan...

Arce dijo...

Bueno... No hay antólogo que no sea criticado por nepotismo. Ni antología que se salve a críticas contra su injusticia, su falta de criterio...

No es que lo que acabo de decir justifique nada. Pero tal vez hay que argumentar un poco más las críticas.

Inés Toledo dijo...

Qué cosas, acabo de salir como la bloguera de un blog de coña que hice un mal día.

Tengo que deshacerme de eso.

Anónimo dijo...

A mí "el crítico" me pone...

Anónimo dijo...

No solvente ni de larga trayectoria, ni respetado y estimado por mis contemporáneos del gremio. Como editor y como autor. Así que me siento libre para hacer lo que me dé la gana. Por ejemplo, editar a diez personas con talento. Según la RAE, una antología es una colección de piezas escogidas de literatura, música, etc. EL autor de la selección es de lo de menos.
TP